COMITÉ CONCILIACIÓN ESCOLAR

CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA

Colombia se convirtió en el año 2010 en el país más violento de América y casi del mundo, al ocupar el puesto 138 entre 149 en el ranking Índice Global de Paz que publicó el Instituto para la Economía y la Paz de Australia. El índice mide dentro de otros indicadores las características culturales de la sociedad frente a la vida y a la convivencia.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia y el conteo de homicidios en 2008, Cali ocupa el primer puesto en la lista de las ciudades más violentas del País, mientras que la comuna 7 sector donde está ubicada la INSTITUCIÓN EDUCATIVA VICENTE BORRERO COSTA, es una de las que más ha vivido la radicalización del conflicto armado y de las que más homicidios aporta según el Observatorio Social de la Secretaría de Gobierno de Cali. Aquí el tráfico de armas, el consumo y expendio de SPA, la violencia intrafamiliar(1) , las pandillas, el abuso sexual, la inasistencia alimentaria, la desarticulación de las familias, el hacinamiento en los hogares, la economía informal, la carencia de servicios públicos y los enfrentamientos bélicos entre estudiantes(2) son las hostilidades a las que debe enfrentarse cada uno de los niños, niñas y adolecentes de la Institución Educativa y el espejo en el que muchos de ellos ven reflejado su futuro.

Como respuesta a dicha realidad y al cuestionamiento diario que se hace el maestro respecto a su rol social como educador, en el año 2005 la docente del Área de Ética y Valores implementó en la jornada de la mañana, la estrategia la CONCILIACIÓN ESCOLAR: PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA, encaminada a generar procesos de transformación y de cambio en las actitudes y respuestas frente al conflicto interpersonal y de esta manera prevenir expresiones de agresividad física y verbal en los estudiantes de grados sexto a once, prevenir desde el colegio la vinculación a la guerra, fomentar la solución pacífica de los conflictos y responder con actos de paz ante situaciones hostiles.

Al ver los resultados del trabajo en el aula, otros maestros se unieron para fortalecer la estrategia pedagógica e irradiarla al resto de la Comunidad y para ello crearon el Comité de Convivencia y Conciliación Escolar. Involucraron en dicho proceso a estudiantes, directivos, docentes, administrativos y padres de familia quienes una vez socializada la propuesta pedagógica, encontraron en ella la mejor herramienta para hacer de sus hijos o estudiantes, hombres y mujeres de paz.

Con la participación de los diferentes estamentos educativos se llevaron a cabo asambleas en las que se concluyó acerca de la necesidad de reformar el Manual de Convivencia, de tal manera que estuviera en plena concordancia con la Constitución Política y la ley de Infancia y adolescencia, que contemplara el respeto absoluto por los derechos humanos, en especial al debido proceso y la permanencia en el sistema educativo. Así, se organizaron mesas de trabajo en las que se discutió, reformó y aprobó el Manual y donde la Conciliación Escolar entró a ocupar un capitulo sin precedente.

Luego de que todos los alumnos recibieron orientación y profundizaron sobre la Conciliación, eligieron democráticamente los estudiantes conciliadores, los cual debían cumplir con el perfil, los requisitos académicos y disciplinarios establecidos y ante todo, dar aplicabilidad a la figura de la conciliación como herramienta para un adecuado manejo del conflicto en el colegio. Gracias a la creatividad de los conciliadores, la Institución destinó un espacio apacible y estratégico para hacer del Centro de Conciliación Escolar el lugar de encuentro y de diálogo entre los estudiantes que solicitaran asesoría para resolver un conflicto con la intervención de un compañero o par.

Con el mismo fin, estudiantes conciliadores y maestros del proyecto, participaron en diversas jornadas de capacitación en prevención de la violencia, manejo del conflicto, Derechos y valores humanos lo cual los convirtió en multiplicadores de conocimiento y de paz.

Con la implementación de la propuesta, La Institución Educativa Vicente Borrero Costa, hoy es una escuela promotora de Paz donde de manera cotidiana se hace uso del diálogo, la tolerancia y el respeto. Los estudiantes han desarrollado habilidades para hacer del diálogo un instrumento de paz y los padres de familia quienes también han sido capacitados encuentran en la Conciliación Escolar el mecanismo más apropiado para solucionar de manera pacífica y de fondo los conflictos que se suscitan entre pares y también entre padres e hijos, y en ciertos casos entre maestros y estudiantes.

El número de conflictos violentos ha disminuido y cuando de manera aislada ocurren, partes y conciliadores escolares, están prestos a dirimirlos de la mejor manera, teniendo en cuenta que una vez logrado el acuerdo conciliatorio, este es obligatorio y quien agrede debe restaurar el daño ocasionado a su compañero y a la institución en general por su actuar indebido.

Los maestros hoy son ejemplo de buen trato, se esfuerzan por que reine una cultura de paz, recurren mas al diálogo y a la comprensión de la realidad que vive cada estudiante que a los procesos sancionatorios establecidos por la Institución.

La Institución Educativa con propuesta pedagógica “Conciliación escolar: prevención de la violencia” ha logrado contagiar a directivos, docentes y estudiantes de otras Instituciones quienes efectivamente la han implementado con gran acierto. Maestros y conciliadores escolares hemos sido invitados a eventos de carácter municipal y departamental, a foros sobre prevención de la violencia escolar y mediación escolar en los que la propuesta ha sido sometida al debate público y donde hemos logrado demostrar que es posible hacer la paz desde la escuela. En el año 2008, el alcalde del municipio y su secretario de educación exaltaron la labor de los conciliadores escolares y los condecoraron como estudiantes gestores de paz y pioneros en el municipio en este asunto.

(1) Se han registrado 1.111 casos correspondientes a 20,8 habitantes por cada 10.000 en la zona norte, (comunas 2,4,5,6 y 7) de los cuales 105 se reportaron en el barrio Alfonso López I etapa según datos del observatorio de violencia familiar informe año 2008. Alcaldía de Santiago de Cali

(2) Las instituciones educativas públicas que hacen parte de las comunas 4, 7, 13, 15, 20 y 21 son las que más registran actos violentos en sus aulas, según datos publicados por el diario el país a raíz del enfrentamiento entre estudiantes de dos prestigiosos colegios. Cali 13 de marzo de 2010

CONTACTO

Yolimar Medina

Calle 76 Nº 7s -00 Barrio Alfonso López

Cali Valle, Colombia

Teléfono: 092- 656 56 20

Teléfono móvil: 321 645 68 46

ymquira12@hotmail.com

Lic. Jhon Jairo Ramírez

Teléfonos: 6565620 - 3005245556